QUIÉNES SOMOS Y QUÉ HACEMOS

D-SOL Energía es una empresa 100% mexicana originaria de Monterrey, Nuevo León; fundada en 2013 con el firme objetivo de ofrecer a empresas, hogares y personas de productos, equipo, herramientas y accesorios que les permitan realizar instalaciones fotovoltáicas profesionales.

Nos aseguramos que cada sistema instalado sea seguro, confiable, de calidad y duradero. Nuestra misión es generar un cambio sustentable, utilizando componentes de alta calidad que le darán vida al sistema por muchos años. estamos comprometidos con la industria solar.

Contamos con alianzas comerciales con múltiples fabricantes líderes tanto en México, como en Estados Unidos. Trabajamos continuamente para ampliar la gama de productos, reducir su costo, agilizar tiempos de entrega y facilitar el rápido acceso un sin fin de opciones, a nuestros clientes gracias a nuestro catálogo en línea.

NUESTROS PRODUCTOS

Los inversores centrales se encargan de convertir el voltaje de la instalación fotovoltaica a un nivel de voltaje compatible con la red eléctrica. Se instalan directamente a la red eléctrica después del medidor bidireccional, estos además deben de contar con lineamientos acorde a las certificaciones UL.

Pueden ordenarse con configuraciones de 240V, 208V y 277V; algunos tienen la posibilidad de ser configurados por el usuario adaptándose a instalaciones monofónicas y trifásicas.

La cara frontal de los inversores también integra una serie de LED’s que alertan al usuario cuando algo no está bien y necesita la atención de un técnico.

Los microinversores permiten una instalación modular escalable, donde por cada uno de ellos, pueden ir desde 1 hasta 4 paneles (dependiendo el modelo del microinversor). Presentan una ventaja única cuando existe mucho sombreado en el área de instalación, formando así, un sistema completo.

Pueden encontrarse en configuraciones de 220V y 127V para sistemas monofásicos y 208V para instalaciones trifásicas. Al igual que los inversores centrales, los microinversores cumplen con todas las normas de seguridad requeridas por UL. Están hechos para ser instalados al aire libre y generalmente se montan debajo de los paneles solares.

Los microinversores no cuentan con display, sin embargo, se puede instalar un monitor con pantalla que le permitirá checar el desempeño del sistema vía internet. Una función sólo disponible con microinversores, es la posibilidad de monitorear cada panel solar de forma individual.

Éste tipo de inversor es alimentado desde un banco de baterías de 12V, 24V o 48V de corriente directa (CD) y tiene una salida de 127V ó 220V en corriente alterna (AC). El rango de potencia de estos inversores va desde 150W hasta los 6000W.  Existen 2 clases de inversores:

  • Onda Modificada: Son los inversores que tienen una onda de salida en forma cuadrada y se  recomiendan para equipos que carga lineal como son resistencias, focos y equipos electrónicos que no sean delicados al voltaje.
  • Onda Pura: Son los inversores que tienen una onda de salida en forma senoidal muy parecido al de la red eléctrica doméstica y se pueden conectar cualquier equipo eléctrico, ya sea cargas resistivas, capacitivas o inductivas (todo equipo que funcione por medio de un campo electromagnético como motores, bombas, compresores, etc.)

Las baterías de ciclado profundo están diseñadas para carga y descarga constante sin sufrir daños. Para este tipo de baterías, es recomendable se descarguen hasta un 50% para compensar el costo por descarga y tener una vida útil más rentable. Existen 3 tipos de baterías:

  • Inundadas (Abiertas): Baterías que tienen el electrolito en forma líquida con tapones para rellenar sus niveles. Estas baterías requieren mantenimiento y el precio es más económico que el de una batería sellada.
  • AGM (Absorbent Glass Mat): Baterías que tienen el electrolito comprimido en fibra de vidrio absorbente, haciendo que éste no se evapore y no pierda la conductividad. Estas baterías son libres de mantenimiento y están desplazando las baterías de gel.
  • Gel: Batería que tiene el electrolito en forma de gel, por lo tanto la evaporación es mucho menor y tienen una buena durabilidad. Es libre de mantenimiento.

Los controladores tipo PMW (Pulse Width Modulated) son el elemento principal de un sistema aislado, ya que es el que carga la batería y le ayuda a su descarga. Son de acción inmediata en el encendido y apagado permitiendo una carga de baterías muy dinámica.

Estos controladores son especiales para operar con paneles de 36 celdas (12V) y 72 celdas (24V).

Los controladores MPPT (Maximum Power Point Tracking) funcionan por medio de la potencia eléctrica del panel. Buscan el mayor punto de generación de energía para cargar el banco de baterías de la forma más eficiente.

Éste tipo de controladores se utilizan normalmente en sistemas de mayor tamaño, y permiten el uso de módulos de mayor voltaje nominal.

Aunque los controladores de tipo MPPT son más costosos que los controladores de carga PWM, pueden generar hasta 30% más capacidad de carga desde los paneles solares, hasta el banco de baterías.

Estos controladores pueden operar cualquier tipo de panel (36, 60 o 72 celdas) dependiendo la configuración del banco de baterías.